XANTELASMAS

El xantelasma es una forma de xantoma plano que aparece sobre los párpados. Puede asociarse o no con hiperlipoproteinemia. Un porcentaje de las dislipemias, especialmente las más severas, se manifiestan por depósitos (xantomas) cutáneos y tendinosos. Es la forma más diseminada del xantoma. Son pápulas o placas amarillas o naranjas (depósitos de colesterol) ligeramente sobre elevadas, con límites netos, de consistencia blanda, tamaño y número variable, puntiformes o extendidas. Se establecen con predilección a nivel del tercio interno de los párpados. Habitualmente es bilateral, más frecuente en mujeres, incrementándose con la edad su prevalencia. Se encuentra un 20% de afectos de hipercolesterolemia familiar y la mitad de los xantelasmas presentan una dislipidemia con alteración de la apoproteína E o una elevación del LDL. El tratamiento más habitual es la resección quirúrgica, que en el caso de los párpados superiores da buen resultado estético, pero en los inferiores se corre a menudo el riesgo de ectropión. Las recurrencias son frecuentes, condicionando las futuras resecciones. Por ello se intentan otros modos de tratamiento de las lesiones: peelings de ácido tricloroacético, láseres, etc.

Con plena objetividad una de las aplicaciones con mayor éxito es PLEXR. Eficaz (generalmente en una sesión), y absolutamente seguro (imposible dañar un nervio óptico por ejemplo)

Se actúa por medio de la sublimación y se evita de este modo, cualquier tipo de complicación o efecto nocivo al controlar el daño térmico. Podemos trabajar con la seguridad de no pasar papila dérmica y así, no dejar cicatrices. Con una sesión, haciendo una especie de “dermoabrasión”, técnica spray, removiendo la costra en el momento del procedimiento, para asegurarnos haber eliminado todo residuo adiposo. No se produce sangrado ni corte por lo que no requiere puntos. Los xantelasmas con PLEXR, se pueden tratar tan pronto como se diagnostiquen.